Advertencia editorial*

Jovita Millán

 

Este volumen comprende una selección de aproximadamente 445 crónicas del total de las que Rafael Solana escribió para la revista Siempre!, entre julio de 1953 y septiembre de 1992. Las crónicas seleccionadas pretenden ofrecer al lector un panorama general del desarrollo del teatro en México en este periodo.

          Siguiendo la línea trazada por el cronista en su libro Noches de estreno, publicado en 1963 y en apego a su política de defensa del teatro mexicano, en la selección se ha hecho énfasis en aquellas crónicas que destacan la labor de creadores mexicanos, considerando entre éstos, no sólo a los nacidos en nuestro país, sino también a aquellos de procedencia extranjera que hicieron importantes aportaciones al desarrollo de nuestro teatro.

          Debido a la cantidad de crónicas escritas por Solana en esos 39 años (aproximadamente 1920) y al espacio limitado con que contamos en esta publicación, se han excluido aquellas que se refieren al teatro extranjero, ya representado en nuestro país, ya reseñado por el cronista desde sus países de origen. De acuerdo con el carácter eminentemente teatral de esta publicación se excluyeron también otros apartados generalmente incluidos en la columna, tales como televisión, cine ópera y toros.

          Las crónicas se presentan en orden cronológico y se ha procurado consignar las más destacadas de cada año, tanto por la trascendencia de las obras reseñadas como por aportar la información más completa de cada puesta en escena.

          Incluidas en la sección de espectáculos, bajo el rubro específico de Teatro, las obras reseñadas carecen originalmente de un título que las identifique. En este sentido, y para facilitar su localización, se optó por ponerles un título particular en el que se consigna la información que dé cuenta de su contenido.

          La regularidad de su publicación, así como el perfecto conocimiento que Solana tenía de sus lectores provocaron que éste escribiera con cierta familiaridad que lo llevó a obviar información que hoy día resulta necesaria para la contextualización de las crónicas. Esta deficiencia trató de ser subsanada incluyendo notas a pie de página que proporcionen los datos pertinentes para ofrecer al lector una idea completa de la crónica. Esta práctica se siguió sólo en aquellas crónicas que demandan esa información y en los casos en que fue posible obtenerla.

          En las notas se encuentran algunas abreviaciones cuya correspondencia es: P. de m: programa de mano, A: Archivo, BA: Biblioteca de las Artes, CITTRU: Centro Nacional de Investigación Teatral Rodolfo Usigli, INBA: Instituto Nacional de Bellas Artes y las convencionales como CNCA, IMSS, UNAM, etcétera.

          Considerando que el índice general de las crónicas no es suficiente para dar cuenta de toda la información que contienen, se incluyen un índice onomástico y otro de teatros que ayudarán al lector a localizar información particular. Es importante señalar que en el índice onomástico se consignan los nombres como aparecen en la crónica original, esto con el objeto de establecer la correspondencia directa.

          A lo largo de la lectura de las crónicas, se aprecia notablemente el estilo personal de Solana al escribir. En este sentido, se optó por respetar la forma en que fueron publicadas originalmente, corrigiendo sólo aquellas palabras con errores ortotipográficos o aclarando frases de contenido incomprensible. En los casos en que esto no fue posible, el lector encontrará junto con la frase en cuestión la palabra (sic). Asimismo, se actualizó la ortografía de algunas palabras y se unificaron algunos nombres.

          Seguramente el lector detectará la ausencia de algunas obras consideradas claves para el teatro mexicano, esto obedece a que no fueron reseñadas por Solana en su oportunidad por razones que él mismo aduce en varias de sus crónicas. Entre éstas podemos destacar la gran variedad de espectáculos teatrales en la ciudad, que le hacía imposible acudir a todos, la falta de espacio en su columna, la promesa de una próxima reseña que no se cumplió o los continuos viajes al extranjero como representante de organismos públicos y privados.

          En algunos casos parecerá que hay una predilección hacia ciertos autores y directores, esto se debe a la intensa y constante actividad desarrollada por los mencionados y a la prioridad que Solana daba a los creadores mexicanos. En todo caso, la selección realizada pretende reflejar la proporción que el “anónimo cronista” —como se denominaba— guardaba entre el teatro de autor o director mexicano y el teatro de autor extranjero e importado.

          Finalmente, deseo agradecer a aquellas personas que colaboraron para llevar a buen término este trabajo, entre ellas a Patricia Jeanette González en la captura y vaciado de correcciones; a Rubén Ortiz en la lectura y corrección; a Claudio Rodríguez, José Luis Domínguez, Arturo Arellano, Martín Rivas, Rocío Galicia, Estela Leñero, Leticia Rodríguez, José Santos Valdés, Israel Franco, Antonio Escobar y Julio César López Cabrera por la información proporcionada para la elaboración de las notas a pie de página.

_________________________ 

* Esta advertencia fue elaborada por Jovita Millán para la edición en Disco Compacto Crónicas Teatrales de Rafael Solana 1953-1992 / Mario Saavedra, comp., Jovita Millán, edit., México, CITRU-INBA, 2004, (Biblioteca Digital, 1).

          Aquella fue la primera edición en formato digital de dichas crónicas y la naturaleza de su soporte le otorgaba características diferentes a la actual edición digital en línea. Hemos decidido reproducir la advertencia en tanto da cuenta de los criterios editoriales adoptados por Millán en aquella ocasión y que hemos heredado. Sin embargo, es necesario saber hacer saber al lector que en esta edición las críticas se agruparon en 414, retomando la organización en que fueron publicadas originalmente en la revista Siempre!. Por otra parte, no incluimos los índices a los que se hace mención líneas arriba, pues el Sistema de Información de la Crítica Teatral dispone de índices diferentes, además de contar con motores de búsqueda que relacionan los textos de los diferentes críticos aquí hospedados. (N. del E.)